Mi visión y experiencia sobre crianza, maternidad, educación y muchas más cosas de manera clara y sin censura.

Niños agotados y estresados, déjalos jugar


¿Habéis visto alguna vez a un niño realmente agotado?

¿Habéis visto a un niño quedarse dormido en la mesa del comedor escolar?

Y a un niño repitiendo mil veces, "seño me quiero ir a casa, no quiero ir a extraescolares"

Niños llegar al colegio, a los que no les ha dado tiempo hacer deberes, y explicarte que no pudieron porque llegaron tarde del fútbol o de cualquier otra actividad.

Yo sí, demasiadas veces, más de las que me gustaría.

Los adultos creemos, que sólo nosotros vivimos un día a día de cansancio y estrés.

Pero desgraciadamente, nuestros hijos en la actualidad están viviendo demasiado pronto lo que es llegar agotados de actividad al final del día, y posiblemente algunos también sientan cierto estrés.

Incluso, pueden llegar a acusar este cansancio a la hora de rendir correctamente en el colegio, y no nos debería extrañar, o ¿acaso nosotros rendimos en el trabajo si estamos cansados o desbordados?

La causa principal de esta situación, por supuesto que es la falta de Conciliación Familiar, la cual lleva a muchas familias a tener a sus hijos desde por la mañana muy temprano en el colegio, y no poderlos recoger hasta la tarde, viéndose obligados a tenerlos inscritos en alguna actividad extraescolar.

La maldita falsa de la Conciliación Familiar, que lleva a los niños a sufrir eternas jornadas de trabajo, como si fueran pequeños adultos.

Lógicamente, las familias que se encuentren en esta situación, no pueden evitarla, ya que de ello depende la economía de la familia.  Pero el resto, debemos evitar esta situación en la medida de lo posible.

Los niños, tienen un exceso de actividades dirigidas, porque a parte de las 5 horas de colegio, normalmente, están apuntados a alguna actividad extra.

Seguramente, después de acabar la actividad llegarán a casa y tendrán que hacer deberes, y le quedará poco más de día, para poder hacer alguna otra cosa que no sea preparar las cosas del día siguiente, ducharse, cenar y dormir.

Pero los niños solo deberían terminar agotados al final del día, porque hayan jugado hasta cansarse.

No estoy en contra de las actividades extraescolares, pero sí del exceso de ellas.

Es cierto que podemos pensar que muchas de ellas son en vistas a un futuro, pero ¿es realmente necesario que sean a diario?.

No podemos pretender que nuestro hijo sea un músico a los 8 años, porque lo primero para él ahora, es su educación y ser feliz como niño.

Las actividades extraescolares pueden ser divertidas, educativas, pero no dejan de ser una actividad dirigida.

Y es importante, que los niños tengan tiempo para dos cosas básicas en su desarrollo, y que cada vez hacen menos a pesar de su importancia.


Jugar y estar con la familia, dos cosas que suelen limitarse al fin de semana.

El juego, del que hablaremos en un post aparte, como uno de los pilares del desarrollo del niño.

Y el tiempo en cantidad y calidad con los padres y hermanos, para crear un vínculo afectivo saludable.  Que creo también merece que tratemos de manera más detallada en otro momento.

Por eso no creemos pequeños robots, con agendas diarias interminables.

Dejemos que nuestros hijos sean felices, ya tendrán tiempo, cuando sean adultos, de vivir cansados y estresados.







13 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, pero encajar las piezas del puzzle es complicado. Nosotras intentamos organizar las actividades extraescolares de modo que no estén saturados y que todos los días tengamos tiempo para jugar y disfrutar en familia.
    Al menos eso intentamos!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es no olvidarnos que son niños y lo que les toca. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. Me he puesto a llorar y todo, mis peques empiezan el cole en septiembre después de 3 años con migo y me muero de pena con este tema. Espero encontrar algo que nos deje conciliar medianamente, pero hoy en día este tema es horrible.
    Gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes que sentirte mal. Sé que lo intentarás con todos tus medios y lo harás genial. Ánimo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Jo, que interesante post. Muy buena reflexión. Pocas veces caemos en ellos y pensamos total, ellos solo juegan desde nuestra perspectiva. Les hacemos seguir nuestro ritmo y no caemos en lo que realmente necesitan para crecer y madurar de una forma sana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, ese es el tema, que miramos desde nuestra perspectiva y nos olvidamos de lo que son, niños. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. Que Gran Verdad! Mas de un niño así veo, es como si nosotros tras salir de trabajar nos hicieran trabajar mas y mas. No es justo para nosotros, no es justo para ellos.El mio solo va a Terapias los Miércoles, dos horas, el resto de las tardes libres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en el post, pequeños robots. Y no es justo como dices. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  5. Yo escribí un post muy parecido también, con estas mismas conclusiones. Los niños deben ser niños, hacer cosas de niños y llevar horarios de niños, hay que intentarlo por todos los medios.

    Mi hijo va a algunas extraescolares, pero son pocas horas, elegidas por él, las disfruta y le dejan tiempo para lo demás. Hay que buscar el equilibrio, que no siempre es fácil.

    Gran post!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que creo que no hay otra conclusión posible, en cuanto te das cuenta que son niños y qué es lo importante para ellos. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  6. Cuanta razón tienes. En muchos casos es dificil compaginar horarios. Yo tengo reducción de jornada y Eric sólo hace las extraescolares que él ha elegido. Intentamos que le quede tiempo para ir al parque o disfrutar en familia, pero no siempre es fácil. Un post muy interesante! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Nunca es fácil, y entiendo la situación de mucha gente, pero es injusto y perjudicial para los niños. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón, yo en mi caso dejé de trabajar para que mis niños no tuvieran que pegarse nueve horas en el colegio y si a eso le sumara las extraescolares, ni te cuento, mis niñitos. Pero es verdad, el sistema de conciliación familiar en España no deberían ni llamarlo así, porque más que conciliar lo que hacemos al final es hacer que ellos/as estén más agotados que nosotros. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, siempre es bienvenido

Para poder comentar es necesario que cuentes con una cuenta Google. Esto implica que de antemano has aceptado la gestión de tus datos personales por parte de Google LLC, propietario de Blogger.

En este caso, el envío del comentario es una aceptación explícita e inequívoca de la gestión tanto de tus datos como del comentario mismo para el uso por parte de Hijos, Manual de Experiencia.

La finalidad de la recogida de los datos, además de permitir mostrar tu comentario, es para poder responderte por este medio.

Consulta más información en la Página Política de Privacidad.

Entradas más leídas

Suscríbete y recibe aviso de nuevas entradas en tu email


Escribe tu email:





El responsable del fichero, Hijosmanual, recoge estos datos a través de FeedBurner para el envío exclusivo de nuevas entradas del blog al que se suscribe. Al marcar la casilla de aceptación das tu consentimiento. Esta información quedará almacenada en los servidores. Puedes ver más en Política de Privacidad